Advertisement


domingo, 9 de diciembre de 2012

Los trabajadores de Paradores inician una huelga por el ERE.

La dirección de Paradores planea cerrar siete establecimientos de la red y cierres temporales de cinco meses al año en 27, entre ellos el de Guadalupe (Cáceres), de los 94 paradores que conforman la red, medidas que se sumarían al ERE presentado por la cadena para la extinción de 644 trabajadores, casi el 14% de la plantilla.
Los siete paradores para los que la hotelera plantea el cierre total son el de Albacete, el de Manzanares (Ciudad Real), Ayamonte (Huelva), Ferrol (A Coruña), Puerto Lumbreras (Murcia), Teruel y Verín (Ourense).
Los sindicatos han mostrado su "más absoluto rechazo al plan", que afectará a unos 1.500 trabajadores de los 4.600 que tiene en plantilla (400 en servicios centrales), incluidas las salidas, y han pedido "la dimisión del Comité de dirección de la cadena hotelera".
El Comité Intercentros se ha opuesto a las propuestas de la dirección de la empresa, "por desproporcionadas", ya que temen que escondan "una futura privatización de la red".
Los sindicatos, que prevén difícil "un acuerdo", ya avanzaron que a estas protestas podrían seguirles más paros, ante el temor del "desmantelamiento total de la red". Ambas partes se reunirán de nuevo el próximo día 11 de diciembre. Los sindicatos reiterarán a la compañía un plan de futuro y garantía del empleo que incluya "sacrificios compartidos".
Al respecto, fuentes de la cadena pública aseguraron que será, en todo caso, "en la mesa de negociación donde se decida cuáles y cuántos establecimientos podrían llegar a cerrarse", tras reconocer que existen varios establecimientos de la red que acumulan "enormes pérdidas económicas". No obstante, incidieron en que lo que se ha presentado es la extinción de casi el 14% de la plantilla.
La cadena pública presentó el pasado 26 de noviembre un plan de medidas para asegurar la supervivencia de la compañía. El objetivo de esta reestructuración es garantizar la continuidad de Paradores, "adecuándose a la realidad del sector y de la actual demanda, controlando los costes operativos, situándose en posición competitiva y reduciendo las pérdidas acumuladas desde 2007", según explicó entonces la empresa.
Paradores considera que su situación financiera es "insostenible" debido a la caída de la demanda, al pasar de un índice de ocupación del 70 % en 2007 a un 52 % en 2012.
A ello se unen unas pérdidas acumuladas de 77 millones hasta 2011, además de las previstas para 2012 que ascienden a otros 30 millones, por lo que de no tomar medidas, en el 2013 las pérdidas alcanzarían los 139 millones, de acuerdo con los datos de la empresa.
Según los sindicatos, entre los establecimientos afectados por los cierres por temporada se encontrarían los establecimientos ubicados en Cataluña: Aiguablava (Girona), Artíes (Lleida), Seo d'Urgell (Lleida), Cardona (Barcelona), Vic-Sau (Barcelona) y Vielha (Lleida).
En Galicia, la cadena contempla cierres parciales en los establecimientos de Vilalba (Lugo), Monforte de Lemos (Lugo), Santo Estevo (Ourense) y Tui (Pontevedra).
En Andalucía, donde se ubican 16 paradores, con una plantilla de 176 trabajadores, serán reconvertidos los paradores de Cazorla (Jaén) y el de Arcos de la Frontera (Cádiz).
En Castilla y León, los afectados por cierres parciales son: Benavente (Zamora), Puebla de Sanabria (Zamora), Cervera (Palencia), Gredos (Ávila), Tordesillas (Valladolid) y Villafranca del Bierzo (León).
En Castilla-La Mancha, la compañía plantea cierres parciales en Almagro (Ciudad Real) y Oropesa (Toledo), mientras que en Cantabria serán dos establecimientos los afectados por esta medida Fuente dé y Limpias. También se contemplan cierres temporales en Alcañiz (Teruel) y Bielsa (Huesca); en Guadalupe (Cáceres) y en el de Santo Domingo (La Rioja).

Vía.20minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario