Advertisement


lunes, 15 de diciembre de 2014

EVO prepara un ERE de 500 despidos



Al anuncio de la venta de EVO a Apollo en septiembre del  2013, el principal mensaje iba destinado al personal. Su.  NCG, subrayaba que el acuerdo permitía "mantener el empleo y la red de oficinas" de la que fuera su marca exterior, con 590 trabajadores en aquel momento y 80 sucursales. Días después, tras cerrar un pacto con los sindicatos para rebajar el salario. "El acuerdo asegura la plantilla"-
Un año después, el fondo se prepara para aplicar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que los trabajadores prevén "muy elevado”, sus estimaciones apuntan a que el recorte podría alcanzar los 500, a más del 40% entre los 1.200 efectivos que Apollo suma con EVO y las otras filiales españolas que ha ido adquiriendo.
Pese a llegar a una morosidad de solo el 0,04%, EVO acabó el primer semestre del actual 2014 con 28,7 millones de euros de pérdidas y una tasa de impagos que roza ahora el 0,3%. Tiene 712 millones de euros en créditos concedidos y 2.253 millones en depósitos. La red comercial se reparte en 75 oficinas, con 602 trabajadores.
El ERE, según la información trasladada en una primera reunión con los sindicatos, se centrará en AvantCard, EVO y Finanmadrid, la entidad de préstamos al consumo que Bankia le vendió en marzo de 2013, de nuevo con la idea de que la operación conservaría el puesto de sus 124 trabajadores. Sin embargo, la filial, integrada ya bajo EVO, pasó por dos EREs que supusieron una reducción de más del 60% de la plantilla.
Los representantes del personal consideran que hay 21 oficinas que podrían verse afectadas por el ajuste, ya sea mediante el cierre o su reorganización, además de los servicios centrales.
La intención es un giro en el modelo de negocio, con muchas menos sucursales y el servicio de un call center, muy parecida a la dinámica que sigue ING.

1 comentario:

  1. Está visto que la operación de Apollo estaba perfectamente planeada. Saben lo que quieren y como lo quieren. A los empleados, como siempre, les toca pagar el pato.

    ResponderEliminar