Advertisement


jueves, 28 de enero de 2016

Burguesía catalana, coge el dinero y corre



El 8 de febrero comienza el año nuevo chino. Se cree que es el año más desafortunado, de ahí que muchos se toman en serio este periodo siendo precavidos, principalmente en lo financiero.  El mono de fuego, ágil y alocado nos llevará a prepararnos para varias revueltas sociales, sequías e incendios.

No te estas equivocando,  sigues en Maldito Ere y no en la página de la bruja Lola. Dicen que el dinero es miedoso y especialmente el que lo tiene. Con estas predicciones y con lo que está cayendo, petróleo, caída de las bolsas… Y los problemas específicos de aquí como es la corrupción el paro, el  sin acuerdo de gobierno, la secesión Catalana… Es normal que el que tiene mucho dinero tenga miedo. Esto le está pasando a la burguesía Catalana  que crearon empresas de medio tamaño con marcas reconocidas. Así está ocurriendo con Maheso, Deltalab, Saba y SARquavitae, entre otras muchas.
Como vemos este temor,  no solo es de ellos sino también  de grandes multinacionales, como Mondelez o Valeo,  es a cierto boicot en los dos grandes mercados nacionales. Tanto desde los soberanistas más radicales hacia los productos de compañías que han trasladado su sede a Madrid como en las distintas ciudades españolas donde ha crecido el desapego hacia lo fabricado en Cataluña.
Como dice el dicho coge el dinero y corre, Es fácil salir por patas ahora que todavía se pueden tener compradores. Todo ello en silencio y obviamente a espalda de los trabajadores no sea que la monten y se les joda el chiringuito. Como ya dijimos los únicos que pierden como siempre son los trabajadores. Estos señores ya con los bolsillos llenos tras hacer caja, se podrán permitir el lujo de decidir si son españoles o catalanes. Lo cierto es que el dinero no tiene nacionalidad ni fronteras. Pero cuando estas empresas sean compradas todos sabemos lo primero que realizará el nuevo dueño, un plan de ajuste pasa sacar lo antes posible el dinero invertido y como siempre se hace es con despidos.  Sino tiempo al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario