Advertisement


jueves, 19 de enero de 2017

ERE en Ibercaja para 600 trabajadores.



La entidad, con sede en Zaragoza, estudia la presentación de un expediente de regulación de empleo que afectaría a 600 empleados, aproximadamente el 10% de la plantilla actual, es la fórmula más fácil que barajan sus responsables para lograr mejorar más rápidamente la rentabilidad del banco todo ello en su prevista salida a bolsa.

El ERE  es  la marca de Ibercaja  para elevar su rentabilidad. En 2013, Ibercaja  adquirió Caja3 y absorbiéndolo un año después.  Todo ello con ayudas públicas. Caja 3 estaba  integrada por Caja de Ahorros de la Inmaculada, Caja Círculo Católico de Burgos y Caja Badajoz.

Desde entonces, Ibercaja no ha parado con su baile de despidos  a un ritmo de un ERE por año. En 2013, el número de salidas aprobadas fueron 243; en 2014, 287; y en 2015, 300. La cifra acumulada asciende a 830 sobre una plantilla de 5.566 trabajadores.

El último expediente se cubrió íntegramente a través de prejubilaciones, a las que se adhirieron empleados de 58 años o más con una antigüedad mínima de diez años en la entidad. La oferta económica ascendía al 80% del último salario neto anual más una prima adicional lineal de 12.000 euros.  

Seriamente hay que preguntarse en que se ha utilizado la ingente ayuda a la banca ya que el sector ahora mismo solo es una rémora para la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario