Advertisement


lunes, 5 de junio de 2017

Liberbank y el ERE eterno.




Liberbank planea otro Expediente de Regulación de Empleo (ERE) se realizaría entre el periodo comprendido del 1 de julio y el 31 de diciembre de 2019 incluye un máximo de 525 bajas indemnizadas (que serían de adscripción voluntaria por parte de los trabajadores) y medidas tanto de reducción de jornada (entre el 10,04% y el 13,56%), con la consiguiente merma salarial proporcional, como de movilidad geográfica.


Las bajas voluntarias indemnizadas se dirige al colectivo de empleados nacidos en 1956, 1957 y 1958, aunque también podrá acogerse a ella el resto de trabajadores del grupo hasta completar la cifra máxima prevista de 525 rescisiones de contratos.

 Este ERE se produce ante la finalización en este mes de junio del ERE que actualmente está en vigor, que se inició el 1 de enero de 2014, y que incluía recortes salariales de entre el 10% y el 30%.


Todo ello pese a que un ERE previo, que duró de junio a diciembrede 2016, fue anulado por los tribunales.
 
Liberbank vuelve a la carga con un nuevo procedimiento de despido colectivo, que "afectará a la totalidad de los centros de trabajo del banco", así como de reducción de jornada y de movilidad geográfica.

Con ello vuelven a ser los trabajadores los que paguen con más recortes brutales los derroches de la nefasta gestión del consejero delegado y del consejo de administración.  Prueba de ello es que desde junio de 2013 a los trabajadores de Liberbank se les han descontado 420 millones de euros en salarios, mientras el año pasado, el consejero delegado, Manuel Menéndez, se subió el sueldo un 19%, hastalos 487.00 euros y todos los miembros del consejo cobran más de 100.000 euros de dietas al año por la pertenencia a dicho órgano por lo que "resulta absolutamente inmoral" un nuevo ERE y la rapiña de la dirección sobre el sueldo de sus trabajadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario