Advertisement


miércoles, 5 de julio de 2017

El grupo SADA, distribuidores mayoristas de pollo y cómo todas las empresas, lider en su sector, va a ejecutar un ERE para 149 trabajadores de su fábrica de Lominchar, Toledo.

Este ERE incluye el desmantelamiento de la sala de despiece y la destrucción de 270 puestos de trabajo.
El ERE ya ha sido acordado con los sindicatos y se engloba dentro de un plan de reestructuración de la empresa.




Por suerte, los trabajadores afectados han conseguido las máximas indemnizaciones legales, 45 días por año trabajado antes de febrero del 2012 y 33 días por año en adelante.
La empresa también ha ofertado la recolocación a 70 empleados en otras fábricas del grupo.

La fábrica de SADA en Lominchar llegó a tener 600 trabajadores en algún momento de sus 50 años. Ahora solo va a quedar allí la producción de carne para salchichas y elaborados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario