Advertisement


miércoles, 23 de mayo de 2012

Thyssen aplicará un ERE de nueve meses en Mieres.

La multinacional Thyssenkrupp aplicará un expediente de regulación de empleo (ERE) de nueve meses en su planta de escaleras mecánicas y pasillos rodantes de Mieres para reducir un 20% su capacidad productiva ante la caída de pedidos. Fuentes de la empresa señalaron que las condiciones de la regulación temporal se pactarán en los próximos 15 días.
Desde la compañía se destaca que el sector de infraestructuras, al que pertenecen los principales clientes de Thyssenkrupp Norte, es uno de los más afectados por la crisis económica y que la demanda de nuevos pedidos de escaleras mecánicas se ha reducido en un 25% durante los últimos seis meses. El gerente de Thyssenkrupp Norte, Manuel Álvarez Fidalgo, se reunió con los 302 trabajadores de la factoría de Mieres para comunicarles que ante la disminución de la carga de trabajo la empresa se ha visto abocada a realizar un ERE temporal.
«No somos una isla ajena a la actual situación económica que atraviesa nuestro país. Durante seis meses hemos tomado todas las medidas que nos ha permitido el consenso con el comité de empresa para adaptar la carga de trabajo sin tocar las condiciones salariales y laborales de la plantilla y, ante la falta de pedidos, pensamos que realizar un ERE temporal, es en estos momentos, la medida adecuada.
Desde la empresa se afirmó que la dirección de Thyssenkrupp Norte ha adoptado durante los pasados seis meses medidas encaminadas a adaptar la carga de trabajo sin que se vieran perjudicadas las condiciones salariales y laborales de los empleados. En concreto, apuntaron, se han aplicado dos semanas de descansos compensatorios para el total de la plantilla, la primera semana de enero y la primera semana de abril de 2012, coincidiendo con las festividades de Navidad y Semana Santa respectivamente. Además, en acuerdo con el comité de empresa se adelantó una semana de vacaciones y se descansaron los viernes de febrero y marzo y el primero de abril «como días de flexibilidad» que se recuperarán a lo largo de 2012 y 2013 en cuanto se recupere carga de trabajo. Fuentes de la compañía también destacaron que el comité «rechazó la propuesta de la dirección de descansar los siguientes tres viernes del mes de abril y adelantar otra semana de vacaciones a abril, mayo o junio correspondiente a las vacaciones de verano» y apuntaron que con el objetivo de mantener la carga de trabajo durante la primavera se han contratado incluso varios proyectos con márgenes negativos. Asimismo, se adelantaron 15.000 horas de trabajo para un pedido paralizado por el cliente.
El ERE es de carácter temporal porque desde ThyssenKrupp Norte tienen en previsión una recuperación de la demanda en los próximos meses.

Vía.lne.es

1 comentario: