domingo, 28 de abril de 2019

Supermercados Supersol cerrará 21 tiendas.

La popular cadena de supermercados Supersol ha anunciado un ERE para 400 empleados y el cierre de 21 de sus supermercados.

Este ERE, que afectaría a los supermercados de 7 provincias (Cádiz, Granada, Huelva, Madrid, Guadalajara y Melilla), busca, según la empresa, reducir pérdidas de forma progresiva y reflotar la compañía a través de un plan estratégico.

Supersol pertenece a la multinacional Maxima desde 2012, cuando fue adquirida a la andaluza Dinosol, y desde entonces no ha tenido beneficios, de acuerdo un portavoz de la cadena. Actualmente la empresa está dirigida por el lituano Vygintas Sapokas.

Supersol tiene una plantilla de 4500 empleados a los que aplicaría cambios de horarios y la típica modificación sustancial de las condiciones de trabajo . Esta modificación pasaría además del por el ERE, por el cierre de algunas secciones de los supermercados tales como pescaderías.

Los sindicatos ya están involucrados para conseguir información sobre el ERE y preparan reuniones negociadoras con la empresa para minimizar los despidos y hacerlos voluntarios. También han convocado movilizaciones a las cuales han invitado a toda la plantilla de trabajadores.

Parece ser que algo está cociéndose en el sector de la distribución alimentaria. A esta conclusión se puede llegar después de conocer los problemas de Día y este nuevo ERE de Supersol. ¿Puede que Amazon esté también afectando al sector?

No parece que sea este caso, no hay más que ver el éxito de Mercadona.

Es curioso leer las declaraciones del director general de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), Javier Millán-Astray, en las cuales acusa a la actual legislación de limitar la capacidad de los hipermercados de competir libremente con otros formatos comerciales.
Según Millán-Astray, se evita la apertura de nuevos grandes establecimientos; se limita drásticamente los horarios comerciales y la posibilidad de atender al consumidor los domingos y festivos. También algunas comunidades autónomas establecen un impuesto específico a las grandes superficies que representa una carga fiscal tan potente que compromete, en ocasiones, la rentabilidad del establecimiento

¿Cual puede ser entonces el problema? ¿La legislación?
Creemos que no. Los hábitos de los compradores están cambiando. Se busca proximidad además de calidad. Y algunos compradores buscan algo más. Conocer a los dependientes y confiar en ellos puede ser un plus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario